Teatro Español “Haciendo Teatro”

El Teatro Español de Madrid albergará a partir del 2 de octubre la exposición de carteles de teatro Haciendo Teatro. La muestra está organizada por el Ayuntamiento de Madrid y Dimad, con el apoyo del Foro de Empresas por Madrid y el Teatro Español. Se inaugurará el 2 de octubre y se exhibirá hasta el día 29 en la sala Andrea D’Odorico del Teatro Español.Exposición de carteles Haciendo Teatro

Bajo el lema Haciendo teatro. Haciendo diseño. Haciendo ciudad, la exposición quiere rendir homenaje a teatros públicos que, en tiempos de cambios profundos en la comunicación, han mantenido la tradición del cartel, ofreciendo a vecinos y visitantes una imagen de ciudad viva, abierta a lenguajes innovadores, bellos, provocadores, que convertían cada cartel en una invitación a la gran fiesta de la cultura.

La muestra está comisariada por el reconocido diseñador gráfico Pep Carrió que compagina su trabajo como diseñador gráfico, especialmente enfocado al ámbito cultural y editorial, con su labor como artista plástico. Los diseñadores presentes en la exposición son: Manolo Prieto, Antonio Reboiro, Alberto Corazón, Peret, Roberto Turégano, Manuel Estrada, Isidro Ferrer, Tres Tipos Gráficos y Estudio m Barcelona, entre los que se encuentran cuatro Premios Nacionales de Diseño.

La muestra recoge estéticas muy diferentes, un amplio repertorio de la mejor gráfica del siglo XX y principios del XXI, historia y presente de una profesión clave para entender el mundo contemporáneo. 

Estos diseñadores y estudios de diseño han acompañado durante siete décadas, coincidiendo con temporadas completas, a teatros públicos de Madrid en largas series de carteles, que establecían un puente entre creadores y espectadores, ofreciendo imágenes que sirvieran de anuncio a la cercana presencia de la palabra.

La gráfica del mundo se da cita estos días en Madrid Gráfica 17 con una serie de eventos concentrados en los meses de septiembre y octubre, entre los que se encuentra esta exposición.

(Nota de prensa del Teatro Español)

Anuncios

Enhorabuena Kamikaze Teatro, Premio Nacional de Teatro 2017

kamikaze

Kamikaze Teatro ha obtenido el Premio Nacional de Teatro 2017 que concede anualmente el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El jurado ha concedido este galardón a Kamikaze Teatro “por la puesta en marcha de un proyecto colectivo en el que se desarrollan con excelencia las diversas ramas de la creación escénica: dirección, dramaturgia, producción e interpretación.”

El jurado también ha querido resaltar “la valentía de sus propuestas y la adhesión de un público fiel que respalda este proyecto único en el panorama actual de nuestro teatro”.

Kamikaze Teatro es un proyecto coral que surge en 2016 capitaneado por Miguel del Arco e Israel Elejalde en la dirección artística y que cuenta con Aitor Tejada y Jordi Buxó a la cabeza de su gestión. Juntos conforman un equipo de profesionales unidos por su manera de entender el teatro y avalados por las exitosas trayectorias de Kamikaze Producciones y Buxman Producciones.

Bajo el lema “Un teatro más allá de la función”, el proyecto Kamikaze aúna entretenimiento, reflexión, diálogo y transformación con la vocación de ofrecer una mirada contemporánea en la que cualquiera pueda verse reflejado.

Con una gran variedad de actividades: lecturas, ensayos, conferencias, formación y educación, tertulias, y una programación de calidad que mezcla obras propias y externas –nacionales y extranjeras–, Kamikaze Teatro ofrece un teatro de calidad para todos los públicos. equipo kamikaze

(Extracto de Nota de Prensa Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 27 de septiembre de 2017)

Tartufo, El Impostor

tartufo

Desde el pasado 15 de septiembre podemos ver en el Teatro Infanta Isabel de Madrid una nueva versión de “Tartufo, el Impostor”, estrenada por Molière en el año 1664.
El nombre Tartufo tiene su origen en una especie de trufa escondida en la tierra. Hoy en día Tartufo es sinónimo de una persona mentirosa, hipócrita y falsamente piadosa, todas características de una persona que esconde su verdadera naturaleza.
Esta versión de Pedro Víllora, dirigida por José Gómez-Friha, es bastante fiel a la obra original, si bien con menos personajes. Orgon, un rico e influyente ciudadano, acoge en su casa a Tartufo como su guía espiritual. Tartufo se convierte en un “todo” para Orgon, hasta el punto de que Orgon quiere casarle con su hija Mariana (a pesar del compromiso adquirido con Valerio, el novio de Mariana) y hacerle heredero de sus bienes. El entorno familiar de Orgon -su segunda esposa Elmira, su hija y el prometido de ella, su criada Dorina- no han sucumbido a los encantos envenenados de Tartufo. Cuando finalmente logran que Orgon sea consciente del peligro que representa Tartufo, será demasiado tarde …
“Tartufo” es una comedia con segundas intenciones. Reiremos de Orgon y de su ingenuidad cuyas consecuencias son perniciosas para su familia, pero -¡Que nos coja confesados!- no estamos libres de las tentaciones.
Muy acertada la escenografía sencilla. Y me encantó el diseño del vestuario, tanto sus colores como sus modelos. Los actores han estado bien aunque me gustaría destacar la excelente labor de Esther Isla en el papel de Dorina. Con naturalidad e ironía, Esther Isla/Dorina ganaba el favor del espectador en cada una de sus apariciones sobre el escenario.
Hay algo de acompañamiento musical -y hasta alguna canción en directo- a lo largo de la obra. Las canciones en idioma inglés -no sé porqué-, cuando hay canciones españolas que perfectamente harían la misma función. Las canciones en inglés no hacen que la obra sea más sofisticada o moderna; más bien desentonan.
Por otro lado, hay trampa en el cartel anunciador de la obra. El desnudo de Alejandro Albarracín (encarna a Tartufo) en el cartel no se reproduce en la obra, aunque sí podemos admirar su torso desnudo en la última escena (el cuerpo del actor es, por cierto, muy bello). Escuché alguna objeción al uso del cuerpo humano como reclamo y para poner fin a la obra. No comparto esa apreciación. Más bien creo que ese semi-desnudo simboliza el poder que ejercía Tartufo y su soberbia insinuante. Los reptiles no llevan ropa.
“Tartufo, el Impostor” estará en cartel hasta el próximo 1 de octubre.
Diana Shoffstall