Columbus. La confluencia de añoranzas y anhelos

Ni Nueva York, ni Washington D.C. Ni Chicago ni Los Ángeles. Tampoco Miami ni Boston. Estamos en Columbus, Indiana, una población del medio-oeste estadounidense de tan solo unas 46.000 habitantes pero que, por muy improbable que parezca, es una meca de los amantes de la arquitectura moderna. Eliel y Eero Saarinen, I.M. Pei, Harry Weese, Norman Fletcher, Richard Meier, Deborah Berke, … Son solamente algunos de los nombres representados en iglesias y centros cívicos, escuelas y bibliotecas, hospitales y cárceles, puentes y edificios residenciales, así como otras muchas manifestaciones de la arquitectura que pueblan las calles de Columbus, Indiana.

Resultado de imagen de cartel de columbus by kogonadaColumbus es el título de la película -ópera prima- del surcoreano nacido en Seúl conocido como Kogonada, hasta ahora un experimentado y respetado creador de “ensayos en vídeo” sobre la genialidad de Ingmar Bergman, Wes Anderson, Robert Bresson y otros. Columbus (Kogonada es también el guionista) debutó en la última edición del Sundance Film Festival y llega ahora a España, invitando al público a participar en esta humilde y humana historia de añoranzas y anhelos.

Jin (John Cho) es un hombre coreano con un trabajo anodino que es obligado a trasladarse a Columbus. Su padre, que estuvo en la ciudad para dar una conferencia sobre arquitectura, sufre un desvanecimiento y está en coma. Aunque padre e hijo viven distanciados e incomunicados desde hace tiempo, como buen hijo coreano que es, Jin deberá permanecer al lado de su padre, a la espera del desenlace. Cassandra -Casey- (Haley Lu Richardson) es una joven inteligente y sensible. Acaba de salir del instituto y trabaja en una biblioteca. Ama la arquitectura; los ejemplos que la rodean en Columbus son sus amigos y su refugio. Sueña con irse a la universidad para estudiar pero el amor que siente hacia su madre -una exadicta, recuperada pero aún frágil- le frena. El encuentro casual de Jin y Casey les llevará a ambos a examinar sus sentimientos.Resultado de imagen de imagenes de columbus by kogonada

La belleza de esta película no reside únicamente en su entorno. El vínculo entre Jin y Casey brota, crece, florece y madura. Dos seres muy dispares. Él, que se siente atrapado por el deber de hijo hacia un padre que quizás odie. Ella, que mantiene sus alas plegadas por el amor de hija hacia una madre que ama sobre todo. Pasean, conversan, se revelan el uno al otro. Cada escena es cuidadosamente mimada, una mezcla de la elocuencia no verbal de la arquitectura y la incertidumbre de las palabras habladas. La tranquilidad de lo perdurable y la volatilidad de lo fugaz. John Cho, como Jin, es expresivo a pesar de su inexpresividad facial, algo acorde con la cultura que representa. En contraste, Haley Lu Richardson, como Casey, es radiante. Cada emoción, cada pensamiento se refleja en su cara y a través de su lenguaje corporal. El guión y la dirección, la fotografía (Elisha Christian) y la interpretación confluyen en Columbus para el gozo del espectador.

Distribuida por Versus Entertainment, Columbus se proyecta en la salas de cine de España desde el pasado día 22 de diciembre. Un regalo diferente de Navidad.

Diana Shoffstall

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s