Amena, dinámica y esmerada ceremonia de entrega de premios que organizó el Círculo de Escritores Cinematográficos en su ya 73ª edición

Resultado de imagen de imagenes circulo de escritores cinematograficosEl lugar escogido por el CEC fue la sala principal del mítico Palacio de la Prensa y el momento, el lunes 29 enero a las 20:00 horas.

Los presentadores fueron los “compadres (sevillanos)” de Dani Rovira en Ocho apellidos vascos, los actores Alfonso Sánchez y Alberto López. Estuvieron en su justo punto de acidez y saber estar.

Los premiados, a grandes rasgos, fueron:

La librería, de la siempre agradable y disponible Isabel Coixet, que recibió la nada despreciable cifra de 5 galardones, a saber:

  • Medalla a mejor película y directora,
  • Medalla a mejor actor secundario (Bill Nighy),
  • Medalla a mejor guión adaptado (Isabel Coixet) y
  • Medalla a mejor fotografía (Jean-Claude Larrieu).

Subió a recoger todos los premios la natural directora.

Otra merecida película premiada fue Verónica con dos medallas:

  • Medalla a mejor actriz revelación (Sandra Escacena) y
  • Medalla a mejor montaje (Martí Roca).

Es de destacar la frescura y simpatía que derrochó Sandra al recoger su premio. !Olé por ella!

También resultó merecedora de dos medallas Handia:

  • Medalla a mejor actor revelación (Eneko Sagardoy) y
  • Medalla a mejor música (Pascal Gaigne).

La tercera película empatada a dos medallas fue No sé decir adiós:

  • Medalla a mejor actriz (Nathalie Poza) y
  • Medalla a mejor actriz secundaria (Lola Dueñas).

Otra obra agraciada fue la original El autor: Medalla a mejor actor (Javier Gutiérrez).

A destacar, los premios honoríficos:

  • Medalla de Honor que este año recayó en la actriz catalana Assumpta Serna.

Resultado de imagen de imagenes circulo de escritores cinematograficosRepasaron su prolífica y siempre fascinante carrera profesional, gesto muy de agradecer, y recordaron que sigue en activo tanto a nivel actoral como en su faceta de escritora y formadora de compañeros intérpretes.

  • Medalla a la Solidaridad, que recayó en el documental Los demás días de Carlos Agulló.

Interesante obra que  aborda el tema de los cuidados paliativos. Subieron acompañando al director, dos de sus protagonistas, un médico y una enfermera, que tuvieron unas bonitas palabras.

  • Medalla a la labor de promoción del cine: Al productor y gestor Primitivo Rodríguez.
  • Medalla a la labor periodística: Al programa De película de RNE.

Qué contar de la genial Yolanda Flores y su fantástico equipo, con una trayectoria a sus espaldas de más de 20 años ya … !Y los que quedan!

  • Medalla a la labor literaria: A Notorious Ediciones, por sus colecciones de libros de cine.

Ésta ha sido en grandes rasgos nuestra impresión de la ceremonia: ILUSIONANTE y ORGULLOSA del gran nivel del cine actual y futuro.

Podéis conocer todos los premios y ver fotos de la ceremonia en:  https://cinececblog.wordpress.com/

Iván García Ventosa

Anuncios

C’est la vie! La fiesta de la vida y de l’amour

C’est la vie! Un bonito título como lo es el título original Le sens de la fête (traducido como “la fiesta de la vida”) para una película refrescante, divertida, exagerada y -también- afectuosa, romántica y sensible a la condición humana.

Esta película, dirigida por Eric Toledano y Olivier Nakache (SambaIntocable) fue acogida con agrado por el público y la crítica en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián y está nominada al Goya como mejor película europea. Se le augura un paso exitoso por las pantallas de España.

Póster de C'est la vie!Encabeza el reparto Jean-Pierre Bacri como Max, el propietario de una empresa que organiza bodas. En esta ocasión, será una fiesta de todo lujo para unos novios extravagantes. Un château del siglo XVIII. DJ y baile. Fuegos artificiales. Max lleva más de 30 años orquestando estos eventos pero siempre es un desafío. Deberá supervisar un pequeño ejército de empleados fijos y temporales, curtidos en sus oficios o no tanto. Para ello se emplea a fondo: es paciente o tajante, persuasivo o cortante, zalamero o desdeñoso. Pero sobre todo Max adereza todas sus intervenciones con una buena dosis de afecto sincero y comprensivo hacia sus congéneres y colaboradores.

Jean-Pierre Bacri transmite al espectador la gama completa de sentimientos opuestos y deseos frustrados en el transcurso del larguísimo día de preparación y celebración de la boda. Con su dominio del lenguaje corporal y la expresividad de su cara, Max se convierte en un amigo a quien no podemos sino querer. Los demás actores -es realmente una gran actuación coral- todos bien: Gilles Lellouche como James, el DJ; Eye Haidara como Adèle, la segunda de Max; Jean-Paul Rouve como Guy, el fotógrafo; y un largo etcétera de actores que cumplen con creces su cometido.

Los personajes del novio Pierre (Benjamin Lavernhe) y de su madre (Hélène Vincent) no tienen desperdicio. ¿Un discurso del novio durante el banquete de boda que dura tres horas? ¿Un ballet acrobático aéreo también protagonizado por el novio? ¿La madre que busca pareja entre los asistentes? La película es una sucesión de despropósitos y situaciones hilarantes. El público ríe con ganas y disfruta y de eso se trata.

Pero podemos ir un poco más allá del humor. Porque finalmente C’est la vie es también l’amour. Los novios se aman, la madre ama a su hijo, Max ama su profesión, sus colaboradores aman su oficio, y todos aman la vida con sus satisfacciones y sus sinsabores, con todos sus altibajos.

¡Que empiece la fiesta de la vida! ¡Vive l’amour!

La película nos la trae A Contracorriente Films. Se exhibe en las salas de España desde el pasado día 26 de enero.

Diana Shoffstall

El ángel exterminador. Surrealismo burgués sobre las tablas

El ángel exterminador es una de las películas mas importantes y personales en la filmografía de su autor Luis Buñuel, realizador que fue un gran referente en el surrealismo cinematográfico del siglo XX. Ahora bajo la dirección de Blanca Portillo y adaptada a las tablas por el dramaturgo Fernando Sansegundo, se estrenó la versión teatral el pasado 18 de enero en el Teatro Español y permanecerá en cartel hasta el 25 de febrero.

Cartel El ángel exterminador Hacer esta adaptación al teatro no ha debido ser tarea fácil y eso se muestra por toda la complejidad que tiene el texto en el que tiene que compartir escenario un elenco de 20 actores. Pero en todos los aspectos esta obra sale muy bien parada.

La dirección de Blanca Portillo es soberbia. Sabe transmitir a sus actores lo que quiere mostrar a la platea, que el público vaya cogiendo esa asfixia que va in crescendo en los personajes y, a través de metáforas del absurdo de la sociedad en si, identificar al espectador con situaciones sociales de nuestra actualidad que son tan surrealistas a la vez que dramáticas que cuando rodó el film Buñuel en el año 1962.

El apartado escénico es sobresaliente con esa mansión burguesa, que va pasando de una casa de ensueño a una prisión agobiante de la que no encuentran salida, hasta la iglesia que se nos muestra al final. La escenografía la realiza Roger Orra, con una iluminación sublime del Premio Nacional de Teatro, Juan Gómez Cornejo.

El elenco actoral hace un estupendo trabajo no destacando ninguno por encima del otro, transmitiendo la degradación -tanto física como emocional-, actitudes violentas y estupidez de los personajes. Grandes actuaciones en las que se ven magníficos actores.

En resumen, un retrato satírico al igual que dramático de la sociedad burguesa, adaptado a los tiempos que corren. Vemos que el surrealismo es tan real como la vida misma en la que las situaciones absurdas nos las creamos la propia sociedad … Una gran producción del Teatro Español que está sabiendo encaminar muy bien su programación con estas arriesgadas y cuidadas obras.

Además, hay actividades paralelas con cada nuevo estreno. El día 31 de enero tendrá lugar una actividad pedagógica que consiste en una charla-coloquio con el equipo de la función en la que se explicará como ha sido el proceso para convertir una película en una obra de teatro, especialmente dirigida a estudiantes de arte dramático. El habitual encuentro con el público tendrá lugar el día 8 de febrero tras la función.

Más información de programación, venta de entradas y horarios en: https://www.teatroespanol.es/

Enrique Lázaro

Molly’s Game. Cuando se acaba el juego.

Aaron Sorkin, reputado guionista de Hollywood (The Social WorkerMoneyballSteve Jobs), debuta como director con el largometraje Mollys’s Game. Es también guionista de la película (y candidato al Óscar en la categoría de mejor guión adaptado), con la inestimable ayuda de la mismísima Molly Bloom, cuyas memorias del año 2014 de título homónimo y promocionadas como “de la élite de Hollywood al billionaire boys’ club de Wall Street, mi aventura de alto riesgo en el mundo del póquer clandestino”, son el soporte del filme.

Póster de Molly's GameFuera del circuito del mundo de la práctica del esquí de invierno estadounidense u olímpico de hace 20 años nadie conocía a Molly Bloom. Tampoco su persecución por el FBI y consiguiente procesamiento en los Estados Unidos en el año 2013 por actividades ilícitas en el mundo del juego (léase, el póquer), llegarían a trascender al público en general, y menos aún más allá de las fronteras de los Estados Unidos. Pero con la llegada a las pantallas de Molly’s Game, la persona, tanto figurativa como real, de Molly Bloom – atleta de alta competición, estudiante brillante, empresaria intrépida, millonaria antes de cumplir los 30 años- sale a la luz.

Efectivamente, Molly Bloom era una esquiadora con gran potencial cuando un accidente fortuito en la pista le apartó del deporte. Había sido una competidora tenaz y feroz, impulsada por la disciplina implacable de su padre, psiquiatra y profesor de universidad. A raíz del accidente, Molly decidió darse un respiro (antes de entrar en la facultad de derecho) y se instaló en Los Ángeles, al margen de su familia. Buscaba trabajo para sostenerse y fue su fortuna -o su desgracia- entrar al servicio de un hombre de negocios que Molly pronto descubriría organizaba partidas de póquer clandestinas que movían miles de dólares. Molly fue una aprendiz aventajada y en 10 años se había convertido en la “princesa del póquer”. Una década bastó para el ascenso y la caída de Molly Bloom, a punto de cumplir 36 años.

Sorkin utiliza la voz en off de Molly (interpretada por Jessica Chastain), así como flash-backs y escenas “actuales” en las que prepara su defensa junto a su abogado (Idris Elba), para dar continuidad a la historia. La técnica es eficaz. Molly es la narradora y a la vez la motora de la película. Y la trama, desde luego, atrapa al espectador. Yo, como supongo la mayoría de la población, somos ajenos al mundo de estos juegos ilícitos cuyos participantes han sido y son personas que manejan mucho dinero y que están en boca de todos por ser mediáticas, entre ellas actores como Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Ben Affleck o Macauley Culkin o el tenista Pete Sampras. Y también Tobey Maguire, camuflado en la película como el Jugador X (el actor Michael Cera).

Pero, aún siendo apasionante el relato, la figura de Molly Bloom es distante y desdibujada en mi opinión. De su vida personal (es decir: parejas, amistades, relaciones con su familia, … en definitiva, su vida más allá del póquer) sabemos poco o nada. Su transformación de joven promesa del deporte del esquí -y una mujer atractiva e inteligente pero tampoco especialmente llamativa – en una sofisticada, voluptuosa y poderosa titititera del juego, enganchada a las drogas y al dinero- es real pero echamos de menos el porqué. La escena de reconciliación con su padre (Kevin Costner) evidentemente nos quiere hacer creer que la “carrera” de Molly algo tuvo que ver con su amor/desamor hacia su padre y la necesidad de destacar para ser el objeto de su aprobación. Demasiado fácil.

Con todo, y sin que la que escribe haya leído las memorias de Molly Bloom, mi impresión es que Molly no se ha revelado de todo en su libro y, por tanto, tampoco en la película. Un libro y una película que han servido y sirven para aupar a Molly Bloom al siguiente nivel de juego.

Una película realmente interesante, Molly’s Game, distribuida por Entertainment One Films Spain, está actualmente en la cartelera de los cines de España.

Diana Shoffstall

Crimen & Telón. ¡El Teatro vive hacia siempre jamás!

Ron Lalá es una compañía de teatro o, mejor dicho y en palabras de sus componentes,  Ron Lalá es una compañía de humor, teatro y música. Su última creación Crimen & Telón, actualmente en el Teatro Fernán Gómez de Madrid, es un alarde de talento, inteligencia y amor al arte que merece recorrer mundo para el deleite del público y la honra de estos artistas sobrados de genio.

Los ronlaleros, encabezados desde el 2001 por Yayo Cáceres, como director, llevan dos décadas sobre los escenarios alcanzando fama y recogiendo los frutos de sus esfuerzos: Premio Max 2013 Mejor Empresa/Producción Privada de Artes Escénicas por Siglo de Oro/Siglo de Ahora (Folia) y Premio Max 2017 Mejor Espectáculo Musical por Cervantina, entre otros galardones por las mismas y otras obras de su repertorio.

Crimen & Telón sigue la estela de sus creaciones anteriores: pasión por la palabra escrita y hablada, la música en directo, el humor agudo que ilumina el mensaje, una entrega absoluta al público, y todo servido a un ritmo de frenesí. Cuando se anuncian sus espectáculos, uno podría pensar en comprar entradas para dos funciones distintas. Una primera función para disfrutar de la oleada de sensaciones que despiertan los ronlaleros en los espectadores y una segunda función para absorber en cada poro su esencia pura y almacenarla como un tesoro.Resultado de imagen de imagenes de Crimen & Telón

En Crimen & Telón nos encontramos en un futuro controlado, desangelado en el que la música, la literatura, la escultura, la pintura, … todas las artes … están prohibidas. El Teatro ha muerto y la Agencia Anti Arte hace presencia para certificar su defunción. Pero quizás el detective Noir, nominalmente al servicio de la Agencia Anti Arte, pero que esconde un pasado impregnado de lo prohibido, llegue a descubrir la verdad a tiempo …

Sobre el escenario, los actores/músicos/humoristas representan a los personajes principales y menores con maestría: Juan Cañas es el detective Noir e Iñigo Echevarría el teniente Blanco de la Agencia Anti Arte; Álvaro Tato y Miguel Magdalena son Tragedio y Comedio, los antiguos lugartenientes del Teatro fallecido; y Daniel Rovalher es el Teatro. Un conjunto de artistas excepcionales. Todos descomunales sobre el escenario. Y la actuación de Daniel Rovalher prodigiosa.

Los ronlaleros y sus espectáculos son las endorfinas del escenario: producen una sensación de bienestar. Son los artistas escénicos de la felicidad. Y Crimen & Telón es su sentido homenaje a las Artes con mayúscula.

Para terminar y con el permiso de los ronlaleros, un verso de su “Himno Clandestino al Teatro”:

Entre sueño y realidad

todo es falso y es verdad:

un personaje de viaje hacia Siempre Jamás.

Crimen & Telón echa el cierre en el Teatro Fernán Gómez el próximo 28 de enero. Si aún quedan entradas, intentad pillar alguna. Para más información:

https://www.teatrofernangomez.es/

Diana Shoffstall

El Extranjero. La veteranía triunfa.

Sorprendente la última película del director neozelandés Martin Campbell. Campbell ha llevado a la gran pantalla leyendas como James Bond (Casino RoyaleGolden Eye) o el Zorro (La Máscara del ZorroLa Leyenda del Zorro) e incluso superhéroes (The Green Lantern). Con El Extranjero (traducción literal de The Foreigner, el título original en inglés) Campbell, con un guión de David Marconi basado en la novela The Chinaman del escritor británico Stephen Leather, se pone al servicio de dos actores dispares, ambos conocidos y con seguidores fieles, resolviendo con eficacia una trama que no querríamos que fuese verdadera pero que pudiera serlo.

Resultado de imagen de cartel película el extranjeroQuan (Jackie Chan) es chino, nacionalizado británico, residente en Londres y propietario de un modesto restaurante. Convive con su hija adolescente, la única superviviente de la familia de Quan. Cuando su hija muere en un atentado perpetrado por una renacida facción violenta del IRA, Quan no cesará hasta conocer y acabar con los responsables, resucitando su propio pasado como agente de las fuerzas especiales de USA en las guerras clandestinas del sudeste asiático. Quan recurre a Liam Hennessey (Pierce Brosnan), un alto cargo en el gobierno de Belfast cuyo propio pasado relacionado con el IRA es menos que transparente, a quién acosará persistentemente hasta lograr su objetivo.

Martin Campbell, 74 años; Jackie Chan, a punto de cumplir los 64; Pierce Brosnan, camino de los 65; y una película que está arrasando en China. (Una de las productoras detrás de esta cinta es Wanda Media). Que arrase en China se entiende, pues Jackie Chan es … Jackie Chan. Pero esta espectadora cree que la película también puede lograr una aceptación razonable en occidente. Entretiene e intriga. Suficiente acción (aunque las escenas peligrosas o de riesgo de Jackie Chan -al fin y al cabo su seña de identidad- son limitadas), violencia tolerable y, sobre todo, mucha sangre fría al relatar y desvelar la telaraña de rencor y venganza, de odio y lealtad equivocada que aún permanece entre los ex-miembros del IRA 19 años después del acuerdo de paz.

Pierce Brosnan es francamente convincente en el papel de Liam Hennessy. Queremos creer que realmente es lo que dice ser: ex-IRA, pero ahora político y firme defensor de la legalidad. Pero en la medida que Quan se le acerca, Hennessy recurre más y más al vaso de whisky, delatando su creciente desesperación y su verdadera naturaleza.  Jackie Chan no es un actor que se caracteriza por sus interpretaciones emotivas. Pero como Quan logra transmitir su desolación por la pérdida de su hija y su determinación incesante para obtener justicia.

Lo dicho. Una película entretenida e intrigante y un par de actores veteranos que dan cara a los protagonistas antagónicos con sobrada profesionalidad. El público sale ganando.

De la mano de Diamond Films, El Extranjero se está proyectando en los cines de España desde el pasado 12 de enero.

Diana Shoffstall

¿Quién teme a Virginia Woolf? Los demonios que llevamos dentro

El teatro Arte & Desmayo ha acertado nuevamente. Su producción de ¿Quién teme a Virginia Woolf? es de una calidad excepcional. No debe sorprender al espectador, pues el esmero con que los profesionales de esta sala emprenden sus proyectos teatrales es habitual en este teatro del barrio de Carabanchel de Madrid, cercano al Río Manzanares.

En los últimos meses la que escribe ha tenido el enorme placer de ver sobre el escenario de esta sala El Coleccionista (basada en la novela de 1963 de John Fowles), Equus (escrita por Peter Shaffer en 1973) y California Suite (obra de Neil Simon del 1976). Obras clásicas, importantes, y que también han tenido su reflejo en el cine.

Resultado de imagen de imagenes de quien teme a virginia woolf de arte y desmayo¿Quién teme a Virginia Woolf? no es una excepción. Escrita por Edward Albee en 1962, tras su magnífica acogida en el teatro (ganó el Premio Tony como mejor obra de la temporada), la obra la llevó Mike Nichols a la gran pantalla en el año 1966 con Richard Burton y Elizabeth Taylor en los dos papeles principales.

Con estos antecedentes poderosos en mente, la pregunta que nos hacemos es ‘Quién se atreve con ¿Quién teme a Virginia Woolf?‘. Y la respuesta es: Arte & Desmayo.

Martha (Mélida Molina) y George (Juanma Gómez) son un matrimonio atormentado. Ella es hija del rector de la universidad donde George es profesor. Su vida en común está salpicada de decepciones, desencantos y desilusiones. Con ironía o con gritos Martha y George escupen sus entrañas, poniendo de manifiesto su insatisfacción, inseguridad e impotencia. Invitan a tomar una copa a su casa a Nick (Enrique García Conde), un nuevo profesor, y a su mujer Honey (Sheyla Niño). El alcohol hace estragos, y Nick y Honey son arrastrados por la riada de palabras viperinas y juegos malsanos de la pareja anfitriona, finalmente sucumbiendo a sus propios demonios.

La obra, dirigida por Fernando Sansegundo, dura dos horas, sin descanso, obligando a los actores a mantener una intensidad que a veces se torna agonizante. La labor sobre el escenario de todos ellos es superlativa, magnífica. Martha, George, Nick y Honey cobran vida ante nuestros ojos y, acabada la función, el espectador por fin puede dejar de contener su respiración. Juanma Gómez ya le conocí; él había sido protagonista también en El ColeccionistaEquus. A Mélida Molina, Sheyla Niño y Enrique García Conde es la primera vez que les he visto actuar. Que no sea la última.

¿Quién teme a Virginia Woolf? se está representando en Arte & Desmayo desde el pasado 12 de enero. No dejen de ir a verla. El buen teatro hay que agradecerlo y, sobre todo, apoyarlo con nuestra presencia.

Para más información sobre horarios y precios:

http://arteydesmayo.com/

Diana Shoffstall

Las mejores películas e intérpretes del año 2017: V Premios Días de Cine

La noche del martes 16 de enero, Días de Cine, programa de televisión española, celebró su gala anual para anunciar los premios al mejor cine del año 2017.

 Verano 1993 de Carla Simón se llevó el premio a la mejor película española, mientras que la película húngara En cuerpo y alma de Ildiko Enyedi hizo lo propio en la categoría de mejor película internacional. A su vez, los espectadores de Días de Cine otorgaron el premio del público a la comedia musical La Llamada de Javier Calvo y Javier Ambrossi.

Los actores Nathalie Poza y Juan Diego, protagonistas del largometraje No sé decir adiós se alzaron con los premios a la mejor interpretación.

Días de Cine, cuyo director es Gerardo Sánchez, se emite en La 2 de televisión española los jueves sobre las 21 horas.

Podéis consultar toda la información sobre los V Premios Días de Cine aquí:  http://www.rtve.es/rtve/20180117/dias-cine-entrega-v-premios-mejores-peliculas-interpretes-2017/1661900.shtml

 

 

Frida. Pies para qué los quiero si tengo alas pa’ volar. Danzando en memoria de Frida Kahlo en Nave 73

Frida Kahlo, nacida en 1907 y fallecida- demasiado joven- en 1954, pintora mexicana, casada (dos veces) con el también pintor mexicano Diego Rivera. Sufridora crónica a causa de haber padecido poliomielitis en su infancia. Numerosas operaciones quirúrgicas. La amputación de la parte inferior de una pierna. Dolor.

Pero también color. Y alegría. Ganas de vivir. Pasión y revolución.

Frida. Pies para qué los quiero si tengo alas pa’ volar es la creación colectiva de Marcela Aguilar y la compañía de danza El Curro DT, pionera del género mixto de la danza teatro. Ayer la pudimos ver en Nave 73.

Este espectáculo de danza teatro -y lo es porque los bailarines también actúan sobre el escenario, añaden sus voces cantando y susurrando, gritando y declamando, a la expresión líquida y fluida, errática y desarticulada, de sus cuerpos- pretende aproximarnos a la vida de Frida. Los hombres y mujeres que participan en esta creación se visten con los trajes típicos de México que gustaba a Frida; sus rostros son el de Frida, cejijunto, con la sombra del bigote; su peinado y su porte; cada bailarín es Frida.

Acompaña este espectáculo de danza teatro la música que recreaba el día a día de Frida en vida. Y la presencia de una niña vestida de blanco sobre el escenario, interactuando con los bailarines, podría representar la inocencia y la pureza, el espíritu aún vivo de una mujer extraordinaria cuya muerte fue prematura.

El espectáculo volverá a ser representado en Nave 73 los próximos jueves 18 y 25 de enero.

Para más información sobre la programación variada de Nave 73, consultar su web:

http://nave73.es/artes-escenicas/

Diana Shoffstall

 

 

Los nuevos creadores completan la recta final de la temporada en El Pavón Teatro Kamikaze

Resultado de imagen de imagen fachada teatro pavon kamikazeEl Pavón Teatro Kamikaze apuesta por los nuevos creadores para completar la recta final de su temporada 2017-18 con el anuncio de las novedades de su programación hasta junio de 2018. A los ya anunciados estrenos de lo último de Alfredo Sanzol, Pablo Remón y Miguel del Arco, además de las visitas de la Compañía Nacional de Danza y Toni Servillo, se suman 3 nuevos espectáculos de compañías invitadas y 2 reposiciones que combinan danza, teatro clásico y autoría contemporánea.

De febrero a junio de 2018, completa su programación con el estreno en Madrid de Malvados de oro (11 al 25 febrero), de Jesús Laiz, un monólogo interpretado por Daniel Albaladejo y dirigido por José Bornás que recorre los personajes antagonistas más deslumbrantes del teatro del Siglo de Oro. La danza llegará al Ambigú de la mano de la actriz, bailarina y creadora Paula Quintana con Latente (12 al 17 febrero), finalista a los Premios Max 2016 a mejor espectáculo emergente y mejor autoría emergente. Y, como es tradición en el Teatro Kamikaze, el ganador del Certamen Almagro OFF 2017 les visita con A secreto agravio, secreta venganza (28 abril a 6 mayo), un montaje de la compañía Jóvenes Clásicos a partir del texto original de Calderón de la Barca y premiado por su valioso alegato contra la violencia de género.

A estos hay que añadir las reposiciones de obras que se merecen un recorrido más largo en el Teatro Kamikaze. Tal es el caso de Un cuerpo en algún lugar (19 febrero al 10 marzo), la aplaudida última creación de Gon Ramos tras Yogur Piano; y El amante (desde el 17 marzo), de Harold Pinter y dirigida por Nacho Aldeguer, que regresa por tercera vez tras colgar el cartel de entradas agotadas en las ocasiones anteriores.

Estas novedades se suman a los estrenos absolutos de CND a la carta 2 (1 al 4 febrero), de la Compañía Nacional de Danza, y Desconcierto (23 y 24 febrero), de Belén López dirigido por Miguel del Arco; y los estrenos de las producciones propias de Pablo Remón, Miguel del Arco y Alfredo Sanzol.

Bárbara Lennie y Francesco Carril, entre otros, son los protagonistas de El tratamiento (14 marzo al 8 abril), una comedia escrita y dirigida por Pablo Ramón sobre el mundo del cine plagada de directores alcoholizados, guionistas frustrados y productores al borde del colapso. Miguel del Arco dirige a Marta Etura, Daniel Grao, Alejandro Jato y Verónica Ronda en Ilusiones (25 abril al 13 mayo), una oscura y cómica disección del verdadero amor escrita por el dramaturgo ruso Ivan Viripaev. Y Alfredo Sanzol, ganador del Premio Nacional de Literatura Dramática 2017, relata en La valentía (17 mayo al 17 junio) la historia de una pareja de hermanas cuyas vidas cambian cuando heredan la casa familiar en la que pasaban sus veranos.

Además, el Teatro Kamikaze acoge los estrenos en Madrid de compañías invitadas como Escenas de caza (6 al 18 febrero), espectáculo de teatro y danza de Malditos Compañía con dramaturgia de María Velasco y dirección de Alberto Velasco; y E.V.A. (1 al 11 marzo), la comedia dramática con la que T de Teatre celebra sus 25 años como compañía, dirigida por Julio Manrique, y que supondrá su estreno en castellano.

Toni Servillo visita el Teatro Kamikaze para protagonizar y dirigir Elvira (19 al 21 abril), un texto sobre la condición última del actor que supondrá el broche final de la 35ª edición del Festival de Otoño a Primavera. El Pavón Teatro Kamikaze será también sede de otros festivales de la Comunidad de Madrid como Teatralia y Festival Internacional de Arte Sacro.

Más información en: http://teatrokamikaze.com/programa/avance-temporada-2017-18/