El Gran Showman. ¡Corre! Llega el circo

EResultado de imagen de cartel El Gran Showmanl Gran Showman (The Greatest Showman, su título original), película del director debutante Michael Gracey, es un gran musical. Si hubiese sido una producción musical en directo sobre un escenario (CatsBilly Elliot, My Fair Lady, y una larga lista de otras obras), el público habría estado de pie bailando, cuando no sentado siguiendo el ritmo con los pies, y la función habría finalizado con aplausos y vítores, algo que desde hace tiempo no ocurre casi nunca en las salas de cine (aunque recuerdo otros tiempos cuando sí era frecuente, una muestra del agradecimiento de los espectadores).

La película sigue los pasos de Phineas Taylor Barnum (P.T. Barnum), creador a mediados del siglo 19 de lo que sería finalmente el Ringley Brothers and Barnum & Bailey Circus. Pobre en su infancia, pero rico en ideas y osadía, P.T. Barnum, en vida, llegó a ser autor, editor, filántropo, político, empresario, … Pero sobre todo, después de su muerte, se le recuerda como el más grande, el showman por excelencia. La película retrata el hombre y sus peripecias en sus comienzos. Pobló su espectáculo con los llamados freaks (los “fenómenos”: la mujer barbuda, el gigante y el enano, los gemelos siameses, la mujer albina, el hombre tatuado, …) y animales “exóticos” (los elefantes y leones y otros). Creó un espectáculo para las “masas”, fue repudiado por la alta sociedad neoyorquina y la aristocracia de la costa este, reclamó un lugar en esa sociedad adinerada y esnob trayendo a los Estados Unidos la afamada cantante sueca Jenny Lind, perdió casi todo (estuvo a punto de perder también el amor de su mujer y de sus hijas), se repuso y prosperó y fue feliz.

Así es más o menos la trama de la película. Hugh Jackman, como P.T. Barnum, nos sorprende nuevamente con sus dotes artísticos. Es no solo un veterano y premiado actor de cine y teatro; es también un bailarín (y, en menor medida, cantante) consumado. Es uno de los nominados este año a un Globo de Oro. Michelle Williams, en el papel de la fiel esposa Charity, también canta y baila. Michelle Williams está en racha, habiendo protagonizado varios largometrajes excelentes en los últimos años (Manchaster by the Sea, Blue ValentineBrokeback Mountain, …), y este año está nominada a un Globo de Oro por su papel en Todo el Dinero del Mundo. Zac Efron (High School Musical y, ahora en los carteles de los cines, The Disaster Artist), encarna a Phillip Carlyle, un joven que pertenece a esa sociedad rica de Nueva York, que se asocia con Barnum y descubre su verdadera vocación. Rebecca Ferguson, como Jenny Lind, es una buena actriz (Mission Impossible: Rogue NationGirl on the Train) pero en la película no es ella que canta sino Loren Allred, una joven cantante que había participado en el concurso televisivo The Voice en el año 2012.

Aún siendo un gran musical, El Gran Showman no es una gran película. Hace estragos con la historia verdadera y la persona de P.T. Barnum. La trama es edulcorada: Barnum es un gran hombre, ambicioso y egoísta sí, pero también de gran corazón; su mujer y sus hijas le adoran y le apoyan; sus “fenómenos” le están eternamente agradecidos; finalmente logra el respeto, si no la admiración, -y aunque sea de mala gana- del público que antes le repudiaba.

¡Pero que espectacular es el espectáculo! Colores y movimiento, sonidos y saltos. Es arrolladora. La música (de John Debney y Joseph Trapanese) y las canciones (cuyas letristas son Benj Pasek y Justin Paul, los mismos de LaLa Land) hacen vibrar al espectador.

El Gran Showman está en las carteleras de los cines de España desde el pasado 29 de diciembre. Vayan a verla.

Una última nota. El día 21 de mayo del año pasado el Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus ofreció su última función al público de Nueva York. Había estado en declive, especialmente desde que tomaron la decisión de prescindir de la práctica totalidad de los animales -entre ellos los elefantes- debido a las protestas de los movimientos de protección de los animales. Será coincidencia que aparece ahora El Gran Showman. Sea como fuere, es un oportuno homenaje a un entretenimiento que ha emocionado a miles y miles de personas en los últimos 150 años.

Diana Shoffstall

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s