Wajib (Invitación de boda). Ninguna novedad, ninguna emoción en el pueblo de Nazaret

Wajib se refiere a la costumbre palestina de hacer llegar las invitaciones de boda personalmente a cada invitado. Se casa la hija de Abu Shadi. Para este acontecimiento y con el objetivo de ayudar en las tareas de preparación -incluyendo el reparto de las invitaciones- vuelve a casa el hijo de Abu Shadi (Shadi, sin más).

Resultado de imagen de poster oficial invitación de boda (wajib)Estamos ante una familia palestina-cristiana que reside en Nazaret. Abu Shadi es maestro en una escuela (aspira a la dirección del mismo) y divorciado. Su hijo Shadi, un arquitecto, hace años que se afincó en Roma (donde se ha ennoviado con la hija de un ex-dirigente de la OLP). Dos generaciones, dos maneras de enfrentarse a la vida, dos visiones del futuro, … No es una cuestión novedosa y da igual que estemos en Nazaret que es la ciudad de Israel con mayor población árabe, en su mayoría musulmana aunque los árabes-cristianos componen un grupo minoritario importante. Apenas alguna referencia a la dominación judía. La presencia de algunos soldados israelís en las calles irrita enormemente al hijo Shadi quien está muy comprometido con la causa palestina. En cambio, el padre Abu Shadi se muestra ecuánime ante la situación e incluso pretende invitar a un judío a la boda (un inspector de educación que puede ser clave para que al padre le nombren director de la escuela) ante la negativa y rotundo rechazo del hijo.

Y mientras la familia de Abu Shadi se prepara para la boda, la ciudad se prepara para la Navidad: la llegada de turistas y peregrinos a la ciudad donde Jesús pasó su infancia; los puestos callejeros vendiendo toda suerte de objetos relacionados con la Navidad; los árboles de Navidad dentro de muchas casas; y hasta la música de la canción Jingle Bells anunciando las llamadas entrantes al teléfono móvil de Abu Shadi.

Realmente no pasa gran cosa en esta película. Seguimos los pasos de Abu Shadi y de Shadi: juntos en el coche para entregar las invitaciones o hacer otros recados; dentro de las casas de los invitados o familiares tomando el té (o predominantemente el café) de rigor y manteniendo breves conversaciones banales; almorzando en un pequeño restaurante para reponer fuerzas, … Y siempre los dos en desacuerdo. Al padre no le gusta la ropa con que se viste su hijo. Al hijo le parece horrorosa la música que escucha su padre. El padre es más bien apolítico. El hijo todo lo contrario. El padre es conservador y un fervoroso creyente en las tradiciones. El hijo apoya y desea cambios.

La directora y guionista palestina-cristiana Annemarie Jacir, además de rehusar entrar en el terreno político o religioso, tampoco presta demasiado atención a las mujeres. Y eso a pesar de que la película gira en torno a las preparaciones de la boda de la hija de Abu Shadi. La vemos poco y sin que se pronuncie con energía sobre ningún tema. La otra figura femenina ausente es la que fuera la esposa de Abu Shadi, la madre de Shadi y su hermana. Una mujer que abandonó a su familia cuando sus hijos eran pequeños y que vive ahora en los Estados Unidos con su nuevo marido que está muy enfermo. ¿Podrá venir o no a la boda? Su presencia en la misma se da por hecho a pesar del distanciamiento físico y afectivo entre ella y su antiguo hogar y familia. Otra “manzana de la discordia”.

Invitación de boda (Wajib) se deja ver sin sobresaltos. Me estaba gustando (sin gran entusiasmo) hasta la escena final en la que la directora utiliza la técnica “del espejo” para retratar a padre e hijo (encender el cigarrillo, tomar los sorbitos de café, mirar el horizonte, …). ¿Reconciliación? ¿Reconocimiento de sus similitudes por encima de sus diferencias? Da igual realmente. La escena final es como el resto de esta cinta, tranquila y de perfil bajo.

Por cierto, los actores Mohammad Bakri (Abu Shadi) y Saleh Bakri (Shadi) son padre e hijo en la vida real. Su labor en esta película no está mal; han hecho lo que han podido con un guión bastante soso.

Invitación de boda (Wajib) la podemos ver en los cines de España desde el pasado 27 de abril, gracias a la distribuidora Festival Films.

Diana Shoffstall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s