Tarrafal. Recordando lo bueno y lo malo de un pasado no recuperable

TARRAFALDespojados de sus viviendas, trasladados a otros barrios, los protagonistas de Tarrafal indagan en su memoria y excavan entre las ruinas para evocar un pasado que, aún estando plagado de penurias, privaciones y penas, es suyo. Son sus recuerdos, los únicos que tienen, y que siempre serán ligados al barrio de Tarrafal, en Oporto.

El nombre de este barrio era, en realidad, São João de Deus, pero debido a la conflictividad y pobreza de su población de gitanos, negros y blancos marginados que se hacinaban en chabolas y pisos baratos -tráfico y utilización de drogas, ajustes de cuentas, alcoholismo y malos tratos, desempleo y desesperación- se le conocía como Tarrafal, cuyo nombre tiene su origen en la planta taraje o taray (tarrafe en portugués) que proliferaba en el archipiélago de Cabo Verde y que a su vez dio nombre a un “campo de concentración” que la dictadura de Salazar había construido allí para el confinamiento y destierro de los “indeseables”. El centro de represión de Tarrafal de Cabo Verde desapareció con la revolución de los claveles del año 1974, pero el barrio de Oporto, tan antiguo como el campo de confinamiento de Cabo Verde, perduró en el tiempo hasta que las autoridades decidieron arrasarlo (allá por el año 2008).

Pedro Neves vive en Oporto y conocía algo sobre Tarrafal (un barrio donde mejor no pisar) y fue por casualidad que conocía a una de las personas que había vivido allí toda su vida hasta la desaparición del barrio. Así se engendró este film sobre la memoria y la nostalgia, mucha nostalgia.

Algunos residentes han vuelto -malviven algunos, otros sobreviven con una dignidad silenciosa-, otros pasean por las calles rotas y los edificios destruidos cuyos restos, cubiertos de una vegetación exuberante, son prácticamente invisibles. Pero ellos aún ven las casas, aún recuerdan. Un policía jubilado que durante años estaba destinado en Tarrafal, una mujer y sus hijos que excavan en busca de chatarra para vender, un negro con su pequeño huerto y sus gallinas, …

La película es muy sobria y con los relatos de sus otrora habitantes ahora se nos encoge el corazón ahora nos admiramos de su valentía y resiliencia. Frases que se me han quedado grabadas: “el estrés era un constante” (refiriéndose a la vida diaria en el barrio), hacía falta “que le limpiaran el alma [al barrio]”, las personas “éramos víctimas” (de los prejuicios y de la marginación), “sólo comíamos por la mañana y por la noche, pero comíamos bien”, … Y otros recuerdos: de la escuela, de las fiestas, de los caballos, de la solidaridad entre vecinos y familias, …

Quizás de todas las personas que escuchamos, me quedaría con un joven gitano que regresa “de visita” con su mujer y sus dos niñas. Reconoce que la vida era mala, muy mala, en Tarrafal, pero allí habían vivido sus abuelos, sus padres y sus tíos, él y sus hermanos. Allí es donde fue a la escuela, allí es donde tenía sus amigos. Era su hogar y sufrieron cuando derribaron sus casas y tuvieron que marcharse. Aún con toda la nostalgia del mundo por el pasado perdido, este joven mira adelante. Como él dice, sus abuelos querían que sus hijos tuvieran una vida mejor y sus padres querían lo mismo para él y sus hermanos. Le toca ahora a él hacer lo que esté en sus manos para que sus hijas tengan las oportunidades que a él le fueron negadas. Tarrafal, pasado está.

Tarrafal se exhibe dentro del ciclo Doc Portugués: fugas y variaciones. Hasta el próximo 7 de junio se proyectarán diversos films que reflejan la reciente producción documental más innovador del país luso. La última proyección de Tarrafal tendrá lugar el próximo miércoles 23 de mayo.

Y ya que estamos en la Cineteca, una mención cariñosa para la película documental La Grieta de Irene Yagüe y Alberto García que hace unos días se alzó con dos importantes premios en DocumentaMadrid 2018: el del mejor largometraje nacional y el del público. Tuvimos el placer de visionar este film el pasado 29 de octubre de 2017. También se está proyectando esta semana (hasta el jueves 24 de mayo) en la Cineteca.

https://stageandscreenole.wordpress.com/2017/10/29/la-grieta-el-quebrantamiento-del-tejido-social-y-familiar/

Consultad la página web de Cineteca (Twitter: @CinetecaMadrid) para todos los detalles de su programación, horarios y precios:

https://www.cinetecamadrid.com/

Diana Shoffstall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s