El cuervo. Autómatas sobre el escenario y bostezos entre el público

Resultado de imagen de imagenes de el cuervo medea teatroInspirándose en el que es quizás el más conocido poema narrativo de Edgar Allan Poe, Alfonso Sastre escribió El cuervo para el teatro en 1957. La obra fue estrenada en octubre de ese año en el Teatro María Guerrero de Madrid. En aquel entonces, Alfredo Marquerie escribía sobre ella y su autor en el periódico ABC. Decía Marquerie, entre otras cosas, que “Los personajes viven en una tensión permanente de angustia” y que “la sensación de horror y misterio que dimana y trasmina de su obra es extraordinaria”. Para que no haya ninguna duda en la mente del espectador, el sinopsis de esta versión, de la compañía teatral Medea Teatro, nos advierte que “La obra recrea el horror cercano al pánico que sienten los personajes al percibir que se está repitiendo un pasado que los atormenta”.

Pues no. La obra El cuervo que se está representando en el Teatro Victoria desmiente lo anunciado. Ni horror ni pánico ni tormento. El desarrollo de la trama de la obra es tan lento y pausado que por poco adormece al público. Más desalentadora aún es la escasez de registros en las interpretaciones, tanto en lo vocal como en lo gestual o corporal. Una verdadera agonía para el espectador al que le da ganas de subir al escenario y sacudir a los actores que en esta obra, más que actores, parecen autómatas.

¿A qué se debe la pobreza de esta obra? La compañía Medea Teatro (la antigua “José Zorrilla”) tiene más de 25 años de experiencia sobre el escenario y cuenta con más de 50 títulos en su haber. No queda más remedio que atribuir este desafortunado remake teatral a la visión que guía -equivocadamente, en opinión de la que escribe- a Irene Martín, la directora (y también un miembro del elenco de los seis intérpretes).

Poco más que decir. Quizás salvar del chasco generalizado las actuaciones de Blanca Guridi y de Blas Ortiz que pugnaban por escaparse del corsé que les apretaba.  También decir que el Teatro Victoria está bien cuidado y bastante cómodo. El escenario es pequeño pero adecuado.

Y se acabó. Está todo dicho.

Para más información sobre El cuervo y la demás programación del Teatro Victoria, consultar su página web.

http://www.teatrovictoria.net/

Diana Shoffstall

Anuncios

2 comentarios en “El cuervo. Autómatas sobre el escenario y bostezos entre el público

  1. Desde aquí apoyamos al teatro en todas sus manifestaciones, teatros pequeños y grandes, de barrio y nacionales, compañías de renombre y las que están comenzando. Siempre nos gustaría decir cosas positivas sobre las obras que vemos. Desgraciadamente, esta vez no pudo ser. ¡Pero nos alegra que la reseña haya llamado tu atención! Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s