Capharnaüm. Demasiada miseria y ninguna solución

Capharnaüm. Es una palabra francesa cuyo origen es el nombre propio de un pequeño pueblo de pescadores que existía en la antigüedad cerca del lago Tiberias al norte de lo que es hoy en día el estado de Israel. Hasta se le nombra en la Biblia (el Evangelio según San Marcos, capítulo 2-1). Pero su significado en francés hoy en día evoca el desorden, un lugar o aposento donde los objetos se amontonan y están revueltos. Un título idóneo para esta Capharnaüm de la actriz, guionista y directora libanesa Nadine Labaki (cuya ópera prima en el cine –Caramel del año 2007- le dio a conocer internacionalmente), pues en esta película reina el desorden.

Resultado de imagen de cartel de capharnaümLas personas que acuden asiduamente al cine habrán visto una y otra vez el trailer para Capharnaüm en el que un niño comparece ante un juez para denunciar a sus padres por haberle traído al mundo. Es el comienzo del film que en seguida echa la mirada atrás al pasado doloroso que ha llevado a ese niño al tribunal. El dolor, la miseria, la tristeza, la desesperación, la injusticia, la discriminación, … Esto es el pasado de Zain, ese niño de 12 años con rizos rebeldes y ojos grandes y expresivos. Zain es el protagonista y constituye el hilo conductor de una historia que se acerca a -pero no profundiza en- ninguno de los temas más significativos de la deplorable realidad actual, tales como la penosa situación de los “sin papeles”, la brutalidad de los mafiosos de la inmigración ilegal, el machismo, la indefensión y abandono de los niños, el trabajo infantil o la trata de niñas encubierta por un velo de “legitimidad” anclada en la tradición.

Labaki nos lleva tras los pasos de Zain, no dejándonos escapatoria. Estamos sometidos a su voluntad y obligados a vivir con Zain sus tribulaciones. Y con esa cara de ángel, Zain nos cautiva, se convierte en nuestro pequeño héroe. La película nos deja su impronta y gusta al público y a los críticos. Las nominaciones como mejor película extranjera le han llovido este año: los BAFTA, Globos de Oro, los Óscar o premios César. Pero no ha ganado ningún gran premio, salvo el Premio del Jurado del Festival de Cannes, y con razón. Porque Labaki está tan enfocada en su objetivo de desvelar la cruda realidad de los más desafortunados y de no dejar de contar ninguna historia miserable que olvida que dispersar su enfoque también puede dispersar la atención del espectador. Aunque no dudamos de las buenas intenciones de Labaki, buenas intenciones no hacen una gran -ni inolvidable- película. De alguna manera Labaki nos manipula -es imposible no sufrir con las aflicciones padecidas por Zain y otros en su entorno- porque ella nos cuenta solamente parte de la historia. A los padres de Zain les concede unos breves minutos para hablar ante el tribunal, no suficientes. Igual que Zain, ellos son el producto de una sociedad humana muy inhumana y apenas civilizada. Esa última imagen de la película, la cara sonriente de Zain, nos da falsas esperanzas. Labaki ha creado un niño-héroe que sale victorioso pero no aporta ninguna idea para la erradicación de las condiciones miserables que llevaron a Zain al tribunal.

Por otro lado Labaki ha acertado plenamente al elegir personas sin ninguna experiencia para interpretar los personajes de la película. Aportan una autenticidad y una espontaneidad que se echan de menos en el guión de la película (Labaki es una de guionistas). Las escenas entre Zain y el bebé Yonas o entre Yonas y su madre Rahil son entrañables (a pesar de la amargura que sentimos por la situación en la que viven). Ellos sí son inolvidables.

Capharnaüm (en español, Cafarnaúm) llegó a las carteleras de los cines de España el pasado día 15 de febrero.

Diana Shoffstall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s