Beautiful boy: siempre serás mi hijo. No temas; el monstruo se ha marchado y tu padre está aquí

¿Qué hacer cuando tu hijo ha bajado al infierno? ¿Cuando todo cuanto haces para intentar ayudarle a superar sus adicciones termina en fracaso? La respuesta puede parecernos anti-natural. Aceptar que tu no eres la Causa, que tu no puedes Controlar la conducta de tu hijo ni mucho menor Curarle es una píldora que se nos atraganta. Sin embargo, no dejaremos de quererle ni le rechazaremos. Aprenderemos a ser fuertes y constantes y le haremos saber que siempre estamos allí, que no le abandonaremos nunca.

Resultado de imagen de imágenes de beautiful boyBeautiful boy, siempre serás mi hijo ilustra la difícil, dolorosa y siempre desesperante lucha de David Sheff para salvar a su hijo Nic de su drogadependencia a la metanfetamina. El cineasta belga Felix van Groeningen (su película de 2012 The Broken Circle Breakdown -distribuida en España como Alabama Monroe– fue honrada con varios premios y nominaciones) ha dirigido y co-escrito (junto a Luke Davies) ésta su primera película en inglés basada en los libros-testimonio de David y de Nic Sheff, el primero, Beautiful Boy: A Father’s Journey Through his Son’s Addiction, y, el segundo, Tweak: Growing up on Methamphetamines, ambos de la primera década de este siglo.

¿Porqué algunos jóvenes pasan de ser consumidores ocasionales a engancharse? El film no aborda esta cuestión aunque, en una escena, Nic intenta explicarse. Describe la experiencia como la de vivir no en blanco y negro sino en tecnicolor. Sin embargo, la vida de Nic no parece que fuese una vida de tonos grises. Sus padres se habían separado desde hacía muchos años. Nic vive con su padre, un periodista freelance, y su nueva pareja, la artista Karen Barbour. Completa su familia sus dos hermanos pequeños, niña y niño. Además, Nic tiene una buena relación con su madre. La familia goza de una situación económica más que holgada, y a Nic se le supone un futuro, si no exento de dificultades, al menos cargado de oportunidades. A pesar de todo ello, Nic consume y es consumido. Se desintoxica y recae. Pone en peligro su propia vida y la de otros. Van Groeningen narra los acontecimientos sin tomar partido. La película no es una película-denuncia ni un dramón sensacionalista. Aquí no hay buenos ni malos sino personas reales -tu y yo, nuestros vecinos y compañeros de trabajo, los dependientes en las tiendas y los empleados de bancos- que deberán afrontar y superar -si pueden- una situación desgarradora y destructiva.

Nadie es un héroe en Beautiful boy. David Sheff indudablemente tuvo que encararse con sus propios demonios cuando escribió su libro. Tuvo que ser honesto consigo mismo. Hay dos escenas en la película que no deberían pasar desapercibidas. En la primera -cuando Nic aún está sano pero cerca del precipicio- el hijo Nic pregunta al padre David si él ha probado drogas. David pone cara de circunstancias y admite que sí, jaja, alguna vez pero que no pasó a mayores, que la “droga recreativa” es algo aceptable, … Y en otra escena, cuando Nic está tocando fondo y David, el padre, está quedando sin recursos, él -el padre- se echa mano de la cocaína. No sabemos si es para evadirse o si es un intento de sentir las sensaciones que han conducido a Nic al abismo y de esa manera mejor entenderle para socorrerle. Es una escena terrible … la perenne fragilidad del ser humano.

En Beautiful boy los personajes son representados por actores que asumen sus papeles con empatía y arte. Steve Carell (David Sheff en el film) se dio a conocer en la serie de televisión The Office y su dominio del oficio de actor entonces y hasta ahora está probado (Battle of the SexesFoxcatcherLittle Miss Sunshine, entre otros títulos, en la gran pantalla). Timothée Chalamet (Call Me by Your NameLadybird) es Nic Sheff; es una interpretación llena de ternura y tristeza. A este joven actor de 23 años se le vaticina un futuro propicio. Maura Tierney enfunda la figura de Karen Barbour con fuerza, sensibilidad y mucho cariño. (El espectador conocerá algunas de las obras de la artista Karen Barbour; fueron prestadas por ella para la realización de la película).

Por otro lado, les ruego presten atención a la banda sonora que incluye canciones de Neil Young, David Bowie y Nirvana, entre otras. Pero especialmente presten atención a la canción de John Lennon “Beautiful Boy (Darling Boy”). Canta Lennon:

Close your eyes
Have no fear
The monster’s gone
He’s on the run and your daddy’s here

Y finalmente les recomiendo esperen hasta que terminen los créditos finales para conocer el poema de Charles Bukowski, “Let it unfold you”, que es recitado en su integridad (voz en off) por Timothée Chamalet/Nic Sheff. Todo él es precioso, pero me quedo con estas frases del comienzo y del final del verso:

I was living a hell in small rooms

I entered the world once more

Beautiful boy, siempre serás mi hijo se proyecta en las salas de España desde el pasado día 15 de marzo.

Diana Shoffstall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s